La Demarcación del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de Castilla-La Mancha, tras analizar la Proposición de Ley de Simplificación Urbanística y Medidas Administrativas, conocida como Ley SUMA, destaca el acierto del Gobierno regional al incluir en la legislación urbanística la aplicación de los principios de desarrollo sostenible establecidos en la Agenda 2030. “El uso racional del suelo, el fomento de la economía circular, la movilidad sostenible o la implantación de energías renovables serán principios básicos en la planificación y diseño del territorio y pueblos de Castilla-La Mancha”, afirman.

El aspecto a destacar de la nueva normativa, según el Colegio, es la agilización de los procedimientos administrativos, ya que “se suprimen rigideces en la tramitación de los instrumentos de planificación urbanística y se genera un marco de simplificación administrativa, que permite atender de forma directa y equilibrada la demanda de los diversos sectores económicos regionales, resaltando las medidas urbanísticas adoptadas en la regulación de las energías renovables o la logística, nuevos motores económicos de la región”.

El decano de la Demarcación de Castilla-La Mancha del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos, Víctor Cuéllar, ha agradecido a la JCCM el espíritu participativo en la redacción de la Ley y que se haya escuchado la demanda de colectivos profesionales, entre los que se encuentra el Colegio de Ingenieros de Caminos, en cuestiones como, por ejemplo, la mejora de la regulación urbanística en pequeños municipios y pedanías.

“Si la pandemia ha provocado mirar a la ciudad con criterios de carácter rural, también nos ha puesto de manifiesto la necesidad de “urbanizar lo rural”, como ya decía Idelfonso Cerdá, y esta Ley camina por la senda de favorecer la actividad urbanista y la implantación de servicios y equipamientos sociales en las pequeñas poblaciones, aspecto clave en la mejora de su calidad de vida”, opina Cuéllar.

El Colegio subraya las medidas que se han incluido en la Ley para aprovechar la riqueza natural y cultural del territorio, facilitando la implantación de actividades turísticas y, en particular, “la innovadora y valiente apuesta por la equidistribución y el justo reparto de las plusvalías generadas por la acción urbanística, entre la zona urbana y la rural”. Los ingenieros de Caminos consideran que “no es un planteamiento fácil”, pero añaden que han sido aprobadas con el claro objetivo de mitigar el grave problema de despoblación en algunas comarcas de la región.

Para el Colegio existen otras modificaciones, “aparentemente de menor entidad”, pero que, sin embargo, van a mejorar la gestión urbanística, como el traslado de la definición definitiva de las rasantes del Plan Parcial al correspondiente proyecto de urbanización o el desarrollo del objeto de los Planes Especiales de Infraestructuras, instrumento que consideran idóneo para regular la funcionalidad de los municipios.

En el posterior desarrollo normativo de la ley SUMA, el órgano colegial considera que se debería ahondar en algunos temas,  como el planteamiento de los objetivos de la economía circular o la definición de las infraestructuras viarias necesarias para el correcto desarrollo de los suelos, exigiendo la realización de un estudio de tráfico y movilidad sostenible completo.

Desde el Colegio se valora positivamente la respuesta que ha dado la Administración autonómica con la aprobación de la Ley SUMA a la problemática de la realidad social y económica de la región, “que no siempre es fácil de identificar en la actual LOTAU”.

La aplicación eficaz de esta nueva normativa, añaden los ingenieros, supondrá un reto para los agentes sociales y los profesionales del urbanismo, así como un esfuerzo para los servicios de la Administración, “pero hay una oportunidad de transformación y desarrollo, utilizando de forma eficaz los fondos europeos destinados a la sostenibilidad de los pueblos y el territorio, y trabajando siguiendo los objetivos de desarrollo sostenible, que entre todos se debe lograr”, manifiestan los ingenieros de Caminos, Canales y Puertos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *